Información

Fabricantes

Productos más vistos

Fluirespira limpieza nasal solución salina con aplicador 30 monodosis

Fluirespira limpieza nasal solución salina con aplicador 30 monodosis

154117

La congestión nasal es uno de los síntomas más desagradables cuando estamos resfriados o sufrimos una alergia. Además de ser molesto, también afecta a nuestro rendimiento diario, puesto que al no respirar correctamente la oxigenación de nuestro cerebro no es tan efectiva y nos sentimos agotados, con malestar en general y nos resulta más difícil conciliar el sueño.

Más detalles

3,95 € IVA inc.

Más

La congestión nasal es uno de los síntomas más desagradables cuando estamos resfriados o sufrimos una alergia. Además de ser molesto, también afecta a nuestro rendimiento diario, puesto que al no respirar correctamente la oxigenación de nuestro cerebro no es tan efectiva y nos sentimos agotados, con malestar en general y nos resulta más difícil conciliar el sueño.

Fluirespira limpieza nasal solución salina es una solución fisiológica, estéril e sotónica para la descongestión nasal. Perfecto para el lavado diario de las fosas nasales y los ojos.

Incluye un adaptador reutilizable que evita lesiones en el interior de la nariz gracias a sus bordes lisos y goma blanda. Fluirespira esta pensado para todas las edades, principalmente para bebés y niños, ya que su adaptador permite dosificar la salida del líquido siendo menos agresivo para el pequeño.

¡Qué un resfriado no te impida dormir bien!

Modo de empleo

Coger una monodosis, retirar el cabezal protector y aplicar el adaptador nasal. Apretar de la monodosis. Después de utilizar desechar.

Reviews

No hay reseñas de clientes en este momento.

Write a review

Fluirespira limpieza nasal solución salina con aplicador 30 monodosis

Fluirespira limpieza nasal solución salina con aplicador 30 monodosis

La congestión nasal es uno de los síntomas más desagradables cuando estamos resfriados o sufrimos una alergia. Además de ser molesto, también afecta a nuestro rendimiento diario, puesto que al no respirar correctamente la oxigenación de nuestro cerebro no es tan efectiva y nos sentimos agotados, con malestar en general y nos resulta más difícil conciliar el sueño.